Survivor Race Parcent 2017 no decepciona

El pasado domingo 26 de febrero tuvo lugar la primera Survivor Race de la temporada 2017, en la localidad alicantina de Parcent. Este pequeño pueblo entre montañas acogía por segundo año consecutivo una prueba Survivor, repitiendo un recorrido que transcurre por el casco urbano, los campos que lo rodean y el río Xaló. Se trata de un circuito relativamente corto (unos 7 km), pero lleno de buenos obstáculos distribuidos por todo el recorrido, sin largos tramos de carrera ni obstáculos de relleno.

El verano pasado corrí la Survivor Race de Sot de Chera (mi primera Survivor) y tenía muy buen recuerdo. Fue una carrera muy dura, por el recorrido y por la temperatura de casi 40º, y sufrí mucho porque participé como Élite y se me atragantó algún que otro obstáculo. Parcent iba a ser distinto, en la categoría Popular y corriendo más tranquilo con un amigo, pero igualmente tenía muchas ganas de hacerla.

Mi reto personal era superar 3 obstáculos concretos: las monkey bars, las flying monkeys y el tronco elevado. El problema de las monkey bars de la Survivor Race es que son muy largas (17 metros), pero esta vez había hecho los deberes y utilizando una mejor técnica conseguí pasarlas. El truco (como en todos los obstáculos de suspensión) es utilizar balanceo, girando un poco el cuerpo hacia un lado y el otro con cada brazada, y agarrar cada barra con una sola mano (si coges cada barra con las dos manos tardas el doble y te cansas mucho más).

El de la izquierda soy yo terminando el obstáculo

Las flying monkeys eran un nuevo obstáculo para mí, ya que no lo pusieron en Sot de Chera ni tampoco en ninguna otra carrera de las que había participado. La técnica para superarlo es bastante fácil de aprender y la había estado practicando en la estructura de dominadas de mi box de Crossfit, pero con menor distancia y sin fatiga. En la Survivor la separación entre barras creía que era grande y el obstáculo estaba justo al final de la carrera (en la llegada a meta), así que me daba un poco de respeto… ¡pero pude superarlo sin problemas!

El vídeo anterior es la técnica ideal para superar el obstáculo, pero al principio es más fácil hacerlo adelantando tu brazo dominante en lugar de agarrarte con los dos brazos juntos. Así lo hice yo en Parcent, adelantando mi brazo derecho y agarrando la barra primero con él, y a continuación agarrando también con el izquierdo. Lo importante es hacer un buen balanceo completo (¡sin kipping!), sin saltar hasta que tus pies prácticamente toquen la barra de delante.

Saltando en las flying monkey adelantando mi brazo dominante

El tercer obstáculo que me quitaba el sueño es un tronco horizontal muy elevado que hay que pasar por arriba. En Sot de Chera duplicaron este obstáculo, estando cerca del inicio de la carrera y cerca del final, aunque no estoy seguro de que tuvieran la misma altura. En aquella carrera el primero lo superé con un enérgico salto, pero en el segundo estuve intentándolo más de 20 minutos hasta que me cortaron la pulsera de Élite. Todavía no sé la técnica más eficiente para abordarlo, hay personas que lo pasan haciendo un muscle up y otros que apoyan la tripa y ruedan por encima. En cualquier caso lo más importante es dar un buen salto, pero cuando vas corto de fuerzas puede ser complicado.

En Parcent, el único tronco elevado estaba en la segunda mitad del recorrido, al poco de salir del río. El problema es que estaba todo mojado y resbalaba mucho, aumentando todavía más su dificultad. De hecho, en el minuto que estuve allí dos personas se cayeron de espaldas al suelo (desde una altura considerable) al intentar saltarlo, y no había ningún tipo de protección (creo que fue un fallo de la organización no tener esto en cuenta, seguro que se produjo más de una lesión en este obstáculo). Sin creermelo demasiado y con miedo de resbalarme lo intenté una vez y no pude, pero como esta vez corría como Popular lo salté a la segunda sin problema con la ayuda de mi amigo.

El resto de obstáculos los superé sin excesiva dificultad, lo que no significa que no la tuvieran. Por ejemplo la piedra redonda que había que cargar (obstáculo Atlas) me pareció que pesaba unas 10 toneladas, las vigas que hay que pasar por arriba y por abajo (Weaver) me han resultado más sencillas en otras carreras y las cuerdas Tarzán con anillas provocaron burpees en bastantes corredores. La excepción fue el Pegboard, no sé si me faltaron fuerzas o es que tenía ganas de hacer burpees yo también, pero superarlo será el reto de mi próxima carrera de obstáculos (la Unbroken Race de Onda, del próximo 11 de marzo).

Si quieres ver todos los obstáculos de la carrera y el orden en el que estaban, Raül Oliver Mengual ha publicado un vídeo resumen:

Al final, las sensaciones de la Survivor Race Parcent 2017 son bastante buenas, nada que ver con la reciente Extrem Titan Race. Muchos y divertidos obstáculos, en un recorrido no muy espectacular pero que destaca en el paso por el río (con salto incluido). Quizá me habría gustado encontrar algún obstáculo nuevo, que no se haya visto en otras carreras, pero estoy seguro de que en próximas Survivor Races habrá novedades.

Para terminar, te dejo con las fotos de los ganadores y algunas mías (gracias a la cámara de mi amigo Nacho y a las fotos de la organización).

1º Lluís Barbe (cent), 2º Arian Van Helden (der), 3º Nacor Puig (izq)
1ª Sofía Bernabeu, 2ª Lorena González, 3ª Olga Estelle
Saltando un muro inclinado
Rodando bajo la alambrada
Subiendo la cuerda con ayuda de los pies

 

El grito es por lo fría que estaba el agua, ¡y lo que me esperaba!
Al final no estaba taaaan fría
Un poco de equilibrio
Parece más pesada de lo que era
Superando las flying monkeys
Nos sentimos ganadores
La medalla es como la del año pasado, pero el cordón está personalizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *